Captura de pantalla 2015-02-18 a la(s) 13.24.11

10 mejores gadgets para los despistados, etiqueta tus cosas en la vida real

Captura de pantalla 2015-02-18 a la(s) 13.10.23

No soy de los que se olvidan el móvil en la terraza de un bar o pierden de vista sus llaves todo el tiempo pero sí de los que tienen niños o mascotas y se angustian cuando los pierden de vista cuando salen a pasear al parque, al campo o en la playa con ellos. Los localizadores GPS existen desde hace tiempo para rastrear vehículos o personas, incluso lo usaban en Japón los padres preocupados por sus hijos pero la tecnología evoluciona y con ello llegó Bluetooth 4.0 y gadgets beacons. El resultado es una lluvia de dispositivos con un objetivo similar a los localizadores GPS… pero más prácticos, asequibles y versátiles, aunque de muy corto alcance.

Estos gadgets de localización de bajo consumo y alcance, que se sitúa entre los 30 y 45 metros según las indicaciones de sus fabricantes, están hechos a la medida de los despistados ya que, al estilo de los tags en las redes sociales, permiten etiquetar los objetos de la vida real y enlazarlos al móvil para que no vuelvan a extraviarse. Todos tenemos aún el recuerdo vivo de haber comprado algo y perderlo en las horas o días siguientes… por un descuido. O llegar al trabajo, restaurante, colegio, gimnasio y otros lugares de nuestra vida social olvidando algo crucial.

Captura de pantalla 2015-02-18 a la(s) 13.17.34

Nunca más. Es muy básico, esos tags actúan como especies de sondas en contacto con el móvil mediante Bluetooth. Si pierdes algo de vista, lo marcas como perdido en el móvil y siempre que esté en el rango de alcance podrás localizarlo mediante un indicador de distancia y la posibilidad de usar alertas sonoras o LED según el modelo. Si está fuera del alcance del móvil, la app suele indicar su última ubicación, es decir cuando lo detectó por última vez. Pero si no aparece, la mayoría de estos dispositivos amplían la búsqueda por medio de todos los tags de la comunidad para que, en caso de que se detecte al objeto perdido, puedas recibir sus coordenadas GPS al móvil.

La búsqueda colectiva es la principal ventaja de estos dispositivos, aunque sólo nos será realmente útil si existe tal comunidad de usuarios. Así es, el dispositivo con más éxito comercial es el que realmente sacará provecho de esta funcionalidad. Los tags suelen pegarse o atarse a los objetos personales, y enviar notificaciones al móvil cuando salen de su alcance. A la inversa, si pierdes el móvil, algunos modelos te ayudan a encontrarlo haciendo que suene. A través de sus apps, verás como la señal se va haciendo más fuerte a medida que te acercas a un objeto perdido. Más o menos todos ofrecen las mismas funciones pero varia el diseño, la autonomía además de unas cuantas pijadas no tan pijas.

Resumiendo… lo que todos tienen en común

  1. para funcionar, el sistema cuenta con una app en el móvil y tags o etiquetas que se pegan o atan a tus objetos personales con mucha facilidad.
  2. usan la tecnología Bluetooth 4.0 para comunicarse con el móvil, algunos de ellos como Pixie lo hacen entre ellos también; rango entre 30 y 45 metros.
  3. todo se basa en su sistema de notificación para alertarte cuando un objeto sale del alcance de tu móvil o no están dónde deberían en el caso de Pixie.
  4. todos ofrecen un registro de las últimas ubicaciones dónde fueron detectados cada uno de los diferentes objetos etiquetados.
  5. las apps constan de un indicador que muestra de diferentes maneras una señal que se va haciendo más y más fuerte a medida que te acercas del tag.
  6. al perder un objeto que está fuera del alcance, puedes recurrir a la búsqueda colectiva usando la fuerza de cada una de las comunidades de usuarios.
  7. según el modelo existen diferentes tipos de señales y alarmas, desde alertas sonoras hasta flashes de LED y melodías que varian con la distancia.
  8. la mayoría tienen un diseño muy similar parecido a una chapa cuyo diseño es colorido, resistente a los golpes y al agua.
  9. de los diez modelos revisados sólo uno, Chipolo, tenía versión para Windows Phone; todos los demás para iOS y Android solo.
  10. algunos modelos están provistos de sensores de temperatura y movimiento, así como de velocidad; útil en el caso de tener animales.

Tile, búsqueda colectiva al poder

Tile lo tiene todo, sin ningún extra. Señal bluetooth hasta 30 metros, búsqueda colectiva con un sistema de notificación eficaz y soporte para ocho tags. La señal es un círculo formado por varias barritas que se van llenando a medida que te acerques del objeto perdido. Los tags tocan melodías diferentes también según la distancia que te separa de ellos a la hora de buscar un objeto. La autonomía de los tags es de un año sin la necesidad de recargarlos, lo malo es que no tienen batería y hay que comprar otros cuando se agotan.

Pixie, el más reciente y prometedor

Los tags llamados Pixie Points no sólo pueden comunicar con el móvil sino también entre ellos, de ahí que extienden el alcance natural del bluetooth. También usa la cámara del móvil para crear un mapa digital de los objetos indicando exactamente dónde están mediante cruces como si de un mapa del tesoro se tratase. Lo interesante es la posibilidad de crear listas de objetos, los que te quieres llevar en la maleta de vacaciones por ejemplo, y si falta algo te avisa. Destaca su autonomía de 18 meses y gran precisión de hasta 2,54cm.

Pebble Bee, tags que sacan selfies

Es el único en facilitarnos varios modelos con distintos niveles de pijadas como esa posibilidad de que el tag saque un selfie. Es resistente al agua y tiene un LED que facilita su detección en la oscuridad, además de una autonomía de tres años. Dispone de sensores de movimiento y temperatura, un alcance de 45 metros y se puede asociar un tag no sólo a un objeto sino también a un lugar para que recibas un aviso en caso de que lo muevan de ahí. Los tags pueden hacer el seguimiento de un objeto en movimiento y a qué velocidad… ideal para mascotas.

Duet, hasta 10 etiquetas a la vez

Es un tag clásico, cumple con todas las funciones básicas de este tipo de dispositivos pero no aporta nada nuevo al respecto. Su radar o escáner permite encontrar fácilmente tus objetos y hacer el seguimiento de hasta diez de ellos al mismo tiempo. Te alerta cuando te alejas demasiado de tus objetos o hace que el móvil suene para encontrarlo más fácilmente. El único problema es su autonomía limitada a seis meses; el alcance es de unos 30 metros. Otra carencia al ser tan básica, es la ausencia de comunidad y opción de búsqueda colectiva.

Fobo, con función para pedir auxilio

Otro tag con sensor de movimiento que nos avisa si el objeto etiquetado está en movimiento, ideal si quieres que no toquen tus cosas o has dejado un momento la bici fuera de la tienda. Te indica la distancia que te separa del tag y si la conexión se pierde recibes un aviso al móvil. A la inversa, cuando un objeto etiquetado vuelve a tu rango de alcance, recibes una notificación… ideal para las maletas en el aeropuerto. Y lo más singular es su modo auxilio por si te encuentras en apuros ya que el tag transmitirá a tus amigos tu última ubicación para que puedan socorrerte.

XY, seguimiento de lo que importa

Tecnología beacons a bordo, ofrece todo lo que cabe esperar de estos dispositivos, sin sorpresas pero de los más intuitivos. Recibes notificaciones cuando un objeto se aleja de tu móvil, también puedes localizar tus objetos fácilmente mediante la app que hará que el tag en cuestión emita una melodía. Y cuenta con una comunidad que te ayudará a encontrar tus objetos perdidos respondiendo al aviso lanzado; una vez encontrado el objeto perdido recibirás indicaciones de su ubicación en un mapa.

TrackR, con localizador del móvil

Lo tiene casi todo, desde la búsqueda colectiva de objetos perdidos hasta las alertas de proximidad de los tags pasando por un botón que te permite localizar tu móvil al pulsarlo; tu móvil empezará a sonar aunque esté en modo silencio. Puedes usar las alarmas sonoras para que los tags toquen una melodía, el indicador de distancias de la app para localizar tu objeto o la comunidad que te enviará las coordenadas GPS una vez encontrado.

iCookie, no vuelvas a perder tu móvil

Similar a TrackR, este sistema permite localizar tanto a los objetos etiquetados desde el móvil como al móvil desde los tags. Según las indicaciones del fabricante, el alcance sólo sería de entre 10 y 20 metros de distancia… muy poca. Dispone de un radar que te indica la fuerza de la señal a medida que te alejes o acerques a los tags. También indica en un mapa las coordenadas de la ubicación de los objetos la última vez que los detectó. Nada nuevo bajo el sol, ofrece lo mismo que los demás sin funcionalidades extra; eso sí, es diminuto.

Chipolo, con notificaciones programadas

Este tag permite programar notificaciones personalizadas para que el tag te avise cuando un objeto se sale de una área de localización concreta. El sistema dispone de sensor de temperatura y acelerómetro, y soporte para nueve tags. Si pierdes el móvil basta con sacudir tu Chipolo y el móvil sonará; también lo puedes localizar en un mapa. El alcance es el más alto de todos los dispositivos revisados en este post, hasta 60 metros. En cuanto a la batería, sólo da para seis meses pero se puede cambiar. Por último, es el único disponible para Windows Phone.

Bringr, sincroniza con tu calendario

En un primer momento, parece que estamos ante uno más del montón de dispositivos de localización de objetos perdidos pero… tiene un pequeño as en su manga, y es la posibilidad de sincronizar cada tag con tu calendario de modo que al acercarse el evento te notificará si te falta algo. Es genial ya que no tendrás que recibir notificaciones innecesarias hasta que realmente tengas necesidad de llevar contigo tus objetos juntos. Por lo demás, ofrece todas las funciones básicas como la búsqueda colectiva en comunidad o los sistemas de alertas.