captura-de-pantalla-2017-02-14-a-las-16-09-43

15 minutos es todo lo que necesitas para crear vídeos virales en redes sociales

Captan nuestra atención al instante, ese poder de atracción que ejercen los vídeos virales en las redes sociales como Facebook o Instagram es fascinante. Páginas como es el caso de Cultura Colectiva, Utópico o Playground han hecho de este tipo de contenido su mayor baza para nutrir una creciente comunidad de seguidores. Un programa de vídeo, sencillos pasos y 15 minutos es todo cuanto vas a necesitar para realizar tu primer vídeo a modo de prueba. Para que la edición de vídeo te salga rodada necesitarás ante todo un editor de vídeo al estilo Movavi Video Editor, una buena opción tanto si estás empezando como si no. Es ideal para hacer sus pinitos, jugar con su interfaz intuitiva y controles sencillos en un tiempo récord, su curva de aprendizaje es mínima. Luego, necesitarás práctica pero sobre todo unas pautas que te dejamos a continuación.

captura-de-pantalla-2017-02-14-a-las-16-11-56

El guión, hilo conductor de tu vídeo viral

Si llevas un blog, puede ser una buena idea darle vida a tus artículos acompañándoles de un vídeo que compartir en tus redes sociales y así ganar lectores mediante la viralidad de éste. Todo empieza por una idea, un concepto que has de trabajar mediante un mini guión que al fin y al cabo te servirá de hilo conductor. Piensa en un máximo de 5 líneas cortas de texto que expresen de forma clara la historia. Sí, a todos nos encantan las historias y has de despertar al copywriter que dormita en tu interior para destacar lo más crujiente de cada noticia.

Presentar los hechos eligiendo las palabras oportunas requiere de muchos ensayos de prueba y error pero con esfuerzo y dedicación vas a adquirir más agilidad mental. Vigila la ortografía y gramática si no quieres destruir tu reputación digital por una errata. 5 líneas de texto iniciales han de contar la historia de principio a fin, luego esa sinopsis se van a convertir en un guión de entre 15 y 20 líneas como máximo. Construye cada frase usando un lenguaje ameno y accesible, nada rebuscado sino perderás tus lectores o potenciales clientes.

captura-de-pantalla-2017-02-13-a-las-19-29-53

La relación de aspecto del vídeo de 1:1

Te has fijado en lo incomodo que se ven los vídeos de Youtube desde Facebook, hemos de rotar la pantalla para verlo en modo apaisado. Ni se reproducen de forma automática ni tienen la misma finalidad. Una de las recomendaciones de diseño de cajón para tu vídeo es la relación de aspecto, ha de ser 1:1. Es decir que el resultado ha de ser un cuadrado con la misma cantidad de pixeles en lo ancho como en lo alto; mi recomendación es que uses 720 píxeles. En nuestra prueba con Movavi se consigue desde el menú Editar, luego Configuración del proyecto. Por lo demás, te aconsejo usar el formato de vídeo MP4 usando el códec H.264 ya que es el preferido de las redes sociales y AAC estarlo para el audio.

Importar todo el material de audio y vídeo

Te habrás fijado en que la mayor parte de los vídeos virales que circulan por Facebook o Instagram tienen marcas de agua con los créditos. Parte del material de vídeo es sacado de YouTube, de ahí la explicación. En Flickr o Vimeo, incluso al susodicho YouTube vas a encontrar vídeos libres de derechos de autor o distribuidos bajo licencias de tipo Creative Commons. En cuanto al audio, existen muchas páginas pero mi preferida es dig cc mixter ya que tiene todos los géneros, hasta House, Indie, Dubstep, Electro, Soul, Progressive y demás. Respecto a las imágenes que podrías usar en tus montajes, están páginas como Pixabay o Pexels para cumplir nuestras expectativas; hay muchas más pero lo dejaremos para otro artículo.

Usa una fuente legible con texto grande

captura-de-pantalla-2017-02-14-a-las-11-20-18

Lo confieso, he pecado usando fuentes molonas pero que entorpecen la lectura, y es que lo mejor es usar una fuente conocida de todos, Lucida Grande por ejemplo. Texto grande y fuente legible. Letra en blanco, con un sombreado negro es lo ideal; en Movavi lo llaman Contorno.

Lo bueno de este editor frente a otros es que ofrece justo lo que necesitas para el trabajo, sin crear ruido con decenas de menús laberínticos ni opciones profesionales al las que vas a dar uso. En cuanto a la duración del texto, lo ideal es dejarlo entre cuatro y seis segundos. Y no abuses de los efectos, tal vez el de Línea Inclinada para el titular pero poco más, el efecto difuminado también resulta conveniente, pero sino opta por la opción de Texto Sencillo.

Fase de montaje, el albañil del vídeo

No necesitas conocimientos profundos de edición de vídeo, sólo aprender a recortar los fragmentos, dividir los cachos de vídeos que vayas a usar y deshacerte de los segmentos que no vayas a usar. Si eres de naturaleza inquieta, ya habrás descubierto los efectos de transición o la herramienta de aumento. Sinceramente, para la labor que pretendemos no vas a necesitar más.

captura-de-pantalla-2017-02-14-a-las-10-08-30

Carga en la línea del tiempo todos los vídeos, corta y recorta lo que vayas a necesitar y colocar efectos de transición entre las piezas finales; la herramienta de aumento le añadirá dinamismo al vídeo. La banda sonora se encuentra separada en su pista de forma automática para que puedas editarla, en especial normalizar el volumen y crear un efecto de fundido.

1 minuto, duración más que suficiente

Es la duración idónea, aunque si logras hacer más corto mejor. El móvil es una fuente de distracción y la gente tiene poco tiempo que dedicar a tu vídeo, así que hay que atraparle desde los cinco primeros segundos. Apenas un 20% llegará a ver el vídeo en su totalidad, así que…¿para qué alargarlo? No olvides dedicar los últimos cinco segundos a crear un epílogo con tu marca de agua. Lo más fácil consiste en importar el logo de tu página web y usar una llamada a la acción o un efecto de texto con un titular; fondo difuminado o en negro. Personalmente, uso ese momento para dar los créditos en cuanto al audio para así no sobrecargar el vídeo durante toda la reproducción. Ahora sólo te queda guardarlo como vídeo; si el tamaño final te asusta puedes usar un conversor de vídeo online como éste para reducirlo.