5 acciones de un techie que perjudican al medio ambiente

No siempre son las grandes acciones las que terminan por dañar el medio ambiente. También están esas pequeñas vivencias de la vida cotidiana que casi sin quererlo, y por supuesto sin buscarlo, terminan por perjudicar el planeta. Os invito a hacer un pequeño examen mental para comprobar una y otra vez cuales pueden ser algunas de vuestras actividades cotidianas que atentan contra la salud del planeta.

Me llamo Damien y soy un techie… lo he dicho, aunque con el pasar de los años mi adicción se va apagando, digamos que va perdiendo fuelle en mi vida, y es probablemente la razón que me llevó a esta pequeña reflexión medioambiental… he estado repasando acciones que solía llevar a cabo como todo buen techie que se precie y perjudican al medioambiente, y ha salido lo siguiente.

Dejar el ordenador encendido todo el día

Captura de pantalla 2013-11-14 a la(s) 20.02.22

Llevo años dejando el ordenador de casa encendido todo el día, y lo peor es que los portátiles casi siempre están enchufados a la red también… malos hábitos, lo sé. Mi iMac siempre está encendido ya que mi horario laboral es caótico y puede estar aquí desde las 6h de la mañana hasta las 3h de la madrugada, con una buena siesta en medio.

Dejar el ordenador encendido todo el día supone una buena cantidad de derroche de energía que puede pesar en tu factura. Todo depende del tipo de ordenador que tengas y el uso que le des pero básicamente tienes que tener en cuenta cuánto consumo y cuánto te cobran el KWh; lo ideal es tener un medidor directamente conectado al enchufe para controlar tu consumo y su impacto directo en la factura.

Si no estás convencido, que sepas que puede representar fácilmente 15-30€ al mes, todo depende del uso que le des y potencia de tu ordenador; puede significar hasta un 10% de tu consumo eléctrico total sumando la gran cantidad de CO2 emitido que conlleva ese gasto… así que no lo dejes encendido toda la noche si no lo uses y si descargas… lo mejor es que te compres un NAS.

Asistir a eventos techies viajando en avión

Captura de pantalla 2013-11-14 a la(s) 20.22.49

Hace unos años viajaba mucho en avión para acudir a eventos como el CES o CEATEC y claro, de media anual hacía cerca de diez viajes… lo sé, no es que sea tampoco tanto pero como todo lo que hago -como el simple hecho de respirar-, tenía un impacto en el medio ambiente; es inevitable.

Tuve dos niños y ahora ya no me muevo tanto, digamos que ellos me redimieron de mi pecado de viajar tanto en avión ya que es uno de los gastos energéticos que mayor impacto producía en mi huella de carbono. He calculado la cantidad de toneladas de CO2 que representaron todos estos viajes y me he quedado anonadado.

Si te preocupa este punto, visitala web ceroCO2 donde podrás calcular las emisiones de CO2 de tu último viaje en ación; es un dato aterrador. Hay alternativas, tampoco se trata de dejar de viajar, pero en tren emitimos hasta diez veces menos CO2. Así que, pasa hazte esa pequeña reflexión… ¿hasta qué punto es necesario que viajes en avión?

Tener varios móviles, y siempre a la última

Captura de pantalla 2013-11-14 a la(s) 20.34.37

Vivimos la tecnología a través de cada uno de nuestros actos, en especial cuando buscamos información y nos comunicamos. ¿Cuántos móviles y/o tabletas has tenido desde hace cinco años, y sé sincero? La basura tecnológica es uno de los mayores retos de este principio de siglo donde todo evoluciona tan rápido.

Por mi trabajo, necesito tener varios terminales con distintos sistemas operativos, y siempre estar a la última. Pero si tienes cierta adicción a los móviles y tabletas, necesitas saber qué hacer con los viejos en desuso. Dejarlos olvidados en un cajón no es la mejor opción, siempre los puedes regalar a tus amigos o…

…acudir a una de esas páginas donde reciclan los móviles viejos, encima ganarás algo de dinero y ellos se encargarán de todo el proceso de reciclaje. Un móvil tiene componentes tóxicos, entre otros el arsénico, antimonio, cadmio, plomo, níquel, zinc, coltrán o berilio; y entre el 65 y 80% de todos sus materiales se pueden reciclar. Ponle freno a tu adicción o acude a esas páginas. Aquí tienes 12 páginas donde ganar dinero reciclando tu viejo móvil.

Irse a vivir a las afueras de la ciudad

Captura de pantalla 2013-11-14 a la(s) 20.44.01

No tiene por qué ser malo ya que se obtiene muchos beneficios de ello: aire más limpio, más espacio verde, menos estrés… pero -y esto es una reflexión a la que llega un techie urbanita de pura cepa- hay que usar el coche para casi todo. También se pierden más zonas verdes y tierras de cultivo.

Vivo en Valencia y buena parte de la huerta valenciana ha ido desapareciendo, comida por las nuevas urbanizaciones que crecieron como setas en la época de bonanza o locura inmobiliaria mejor dicho. Pero volviendo al coche, lo cierto es que para ir a trabajar, para ir a comprar, ir al médico… para todo se abusa.

Pero… a pesar de ello, logre disminuir mi dependencia del coche. Si bien antes no bajaba de los 25.000 km al año, ahora apenas hago 5.000Km. Hago mis compras exclusivamente por la red, uso la bicicleta o no dudo en andar siempre que el recorrido sea inferior a 3km, o usar los transportes públicos… aunque soy más de andar, así me ahorro también el tener que ir al gimnasio.

Consumir en exceso, y no sólo gadgets

Captura de pantalla 2013-11-14 a la(s) 20.55.25

Hay un exceso de plástico en nuestras vida, esto lo sabe todo el mundo. Pero no podemos vivir sin el plástico. Existen plásticos biodegradables pero hasta que su uso se generalice, tratemos de reducir su presencia en nuestra vida, empezando por dejar de hincar el diente en todos estos cachivaches electrónicos que salen.

Televisiones, móviles, centros multimedia, tabletas, ebooks,… ¿de verdad necesitamos tantos cacharros? La tecnología no es nuestro enemigo, más bien lo contrario. Solo, dedica algo más de tiempo y/o dinero a la hora de comprar un aparato electrónico, te durará más y responderá tus expectativas.

Actualmente hay muchos desarrollos e investigaciones en el campo de la electrónica orgánica, no lo dudes… es el futuro. En cuanto a lo otro, y me refiero a estos envases que acompañan la comida que compramos, hasta que se generalice el uso de plásticos biodegradables y orgánicos, consume menos y cocina más, escoge productos cuyos envases son más reducidos y no en bolsitas individuales.

Es un ejercicio interesante y os invito a hacerlo. No tenéis que dedicarle mucho tiempo de reflexión ya que son cosas más o menos obvias. Tened en cuenta vuestro estilo de vida y si os preocupa el planeta que vamos a dejar a nuestros hijos, pensad en acciones cotidianas que realizáis y perjudican al medio ambiente. Es posible reducir el impacto cambiando nuestros hábitos sin renunciar a nuestro estilo de vida. Yo ya lo he hecho… el cambio ha sido drástico y muy positivo.