Captura de pantalla 2015-11-05 a la(s) 14.11.12

Baterías de litio-aire,…¿el futuro de las baterías de ion de litio?

Las baterías de iones de litio, llamadas Li-Ion, son las que equipan nuestros smartphone y otros gadgets a nuestro alcance. Este año ya se cumplió 25 años desde el primer acumulador basado en esta tecnología Li-Ion, la que da vida a nuestros móviles, portátiles, libros electrónicos, reproductores de audio y demás gadgets.

Esta tecnología conoce numerosas limitaciones, entre otras la sensibilidad al calor… todos hemos leídos noticias acerca de móviles chamuscados y otros incidentes similares que derraman su tinta en los medios de tanto en tanto.

Captura de pantalla 2015-11-05 a la(s) 14.05.12

Los que seguimos la actualidad tecnológica hemos leído muchas noticias acerca de innovadoras fuentes de energía como el grafeno… pero todo queda en agua de borrajas. Hoy llegan noticias de la Universidad de Cambridge donde investigadores han recuperado la idea de la batería de litio-aire, originada ya en la década de los 70, experimentando un nuevo tipo de baterías con un potencial de entre 5 y 15 veces el de las baterías de litio-ion. Una excelente noticia no sólo para el sector de la electrónica sino también para el de la automoción eléctrica.

Este nuevo tipo de batería no sólo ofrece más autonomía sino que tienen una esperanza de vida mayor con más ciclos de recarga sin perder capacidad en forma de calor. Por otro lado, suponen abaratar costes de producción también.

Su mayor ventaja es lo que llaman densidad de energía ya que utilizan el oxígeno del aire como cátodo. Es, en definitiva, el siguiente eslabón de las baterías de litio, mientras se espera a otras tecnologías como el grafeno.

Antes hablamos de la densidad de energía superior a la de las baterías de litio-ion con un rendimiento que supera el 90%, aunque por ahora los ciclos de recarga están limitados a unos 2000 veces…

…el futuro en marcha, sí pero supone un gran desafío con numerosas trabas por el camino ya que en la practica es una solución imperfecta que plantea muchos problemas respecto a la eficiencia energética, la estabilidad y… la imposibilidad de usar el aire ambiente. Así es, de momento las pruebas concluyentes se han realizado con oxigeno puro.

Captura de pantalla 2015-11-05 a la(s) 14.05.20

De momento, no se podrían usar estas baterías con todos los compuestos habituales del aire, es decir el oxígeno, el dióxido de carbono, nitrógeno y agua. En efecto, se usaba Li2O2 que reducía la conductividad de la batería.

Pero Tao Liu, profesor del departamento de química de Cambridge dice que el equipo de investigadores creó un electrodo muy poroso de grafeno capaz de resolver este problema con hidróxido de litio (LiOH) en lugar de peróxido de litio (Li2O2).

A lo que se suma el uso de agua y yoduro de litio, lo que permite a la batería funcionar de forma más estable para un uso cotidiano, y 10 veces más eficaces que las baterías actuales.

Sin embargo, los investigadores hablan de una década antes de que este tipo de batería esté lo bastante eficiente como para su uso en coches eléctricos y demás aparatos electrónicos.

No se aventuran a dar un plazo menor ya que por ahora uno de los mayores obstáculos está en el tiempo de carga que es de varios días.

En definitiva, son resultados esperanzadores ya que se obtiene una energía espectacular respeto a las baterías de Li-ion actuales pero aún así estamos lejos de verlas irrumpir en el mercado el día de mañana. En fin, paciencia amigos.