Guía completa sobre la iluminación led para el hogar

La iluminación mediante tecnolocía de LED ocupa un lugar cada día más importante en nuestra vida, y más cuando se habla de domótica ya que el sistema de iluminación suele ser uno de los primeros en verse afectado a la hora de reducir el gasto energético y convertir nuestro hogar en una casa inteligente.

bombilla-led-philips

Personalmente, llevo varios años funcionando exclusivamente con leds en mi hogar y me da a mi que cada día más gente se está pasando a la iluminación de led ya hartos de las incansables subidas del precio de la luz dictadas por la patronal eléctrica… ya no bastaba con la crisis y la corrupción en nuestro país sino que ahora parte del déficit tarifario pasará por el bolsillo del consumidor.

Si a ello sumamos la liberalización del sector eléctrico que pelea por cada cliente desde hace varios años, hemos experimentado un subidón gradual del precio de la energía eléctrica, y si no compara tus facturas de 2008 con las actuales. Por más números y cálculos que hagas, no hay forma de rebajar algunos eurillos la factura.

Pero si tenemos en cuenta que la iluminación supone un importante porcentaje de la misma, podemos buscar soluciones adecuadas para reducir nuestro gastos eléctrico… y ese camino pasa por la tecnología LED, de ahí ese post a fondo sobre la iluminación con tecnología LED para que conozcas de primera mano lo que es y puedas tomar la decisión acertada.

¿Sabías que usando bombillas y lámparas de LED puedes reducir el consumo energético entre un 30 y un 80%?

Captura de pantalla 2013-09-20 a la(s) 03.42.10

Las bombillas tradicionales de luz halógena desperdician gran parte de la energía que consumen en calor y las de bajo consumo o fluorescentes tardan un rato en alcanzar su máxima luminosidad una vez encendidas, lo que hace que pierdan eficacia con el tiempo. Es más, la vida útil, uso y durabilidad de las lámparas LED aventaja a otros sistemas de iluminación ya que, mientras que una bombilla halógena puede durarnos unas 1.000 horas de uso continuado y unas 15.000 horas las de bajo consumo, el LED puede llegar a tener una duración de más de 50.000 horas (6 años). Por otra parte, el LED no posee filamentos metálicos u otro elemento mecánico que sea susceptible de rotura, fundición o descomposición.

Asimismo, al contrario que otros de sistemas de iluminación que se van deteriorando según el número de encendidos, el LED proporciona el 100% de la intensidad de la luz al encenderse y no tiene parpadeos ni bajones de luz y su funcionamiento es independiente de la temperatura. Además, si comparamos la cantidad de luz que producen (lumen), una bombilla LED necesita 15 vatios para producir 700 lúmenes, mientras que una bombilla halógena precisa de 100 vatios y una de bajo consumo unos 30 vatios para producir la misma cantidad de luz. Son datos reveladores, y sólo es el principio. Si no tienes ni idea de lo que es la tecnología led, un breve repaso…

¿En qué consiste la tecnología de iluminación LED?

interior-LED

La tecnología de iluminación LED (Light Emitting Diode – Diodo Emisor de Luz) consiste en un dispositivo (diodo) que en su interior contiene un material semiconductor que al aplicarle una pequeña corriente eléctrica produce luz. La luz emitida por este dispositivo es de un determinado color que no produce calor, evitando de esta forma todo aumento de temperatura que alcanzan otro tipos de iluminación. El color de la luz del LED dependerá del semiconductor utilizado en su fabricación, pudiendo ir desde el ultravioleta y el infrarrojo al resto de gama de colores visibles al ojo humano.

Actualmente existen lámparas con distintos formatos de conexión (GU10, E27, MR16, etc.), con diferentes grados de difusión de luz (15º, 30º, 60º, etc.), con diferentes LEDs (CREE y Luxeon de Philips que son los de más prestigio), así como con diferentes temperaturas de color en grados Kelvin o con aproximaciones en Lúmenes.

Pero no es LED todo lo que ilumina, el mercado esta lleno de lámparas de bajo coste y dudosa fabricación. Una buena lámpara de este tipo tiene que tener un buen LED de potencia, buena solución de disipación y buena óptica. Además es importante que se especifique por el fabricante una serie de datos técnicos como el consumo, ángulo, tensión, tipo de pin, dimensiones de la lámpara, lúmenes, marca y tipo de LED utilizado, equivalencia lumínica con un halógeno, etc… contra más información se nos ofrezca, aportará más fiabilidad sobre su calidad.

¿Cuáles son las ventajas de la tecnología LED en el sistema de iluminación?

  1. Ahorro energético. Mayor luz por vatio, mayor vida útil, mayor fiabilidad y una mínima pérdida de energía en forma de calor, por lo que también puede reducir el gasto del aire acondicionado en verano y resultan ideales para el uso combinado con energía solar.
  2. Funcionamiento fiable incluso a bajas temperaturas; hasta -30ºc.
  3. Encendido instantáneo además la frecuencia de encendido y/o apagado que no afecta a su rendimiento.
  4. Alta resistencia a vibraciones e impactos. Absorbe las posibles vibraciones a las que pueda estar sometido sin producir fallos ni variaciones de iluminación gracias a que carece de filamento luminiscente.
  5. Capacidad para adaptarse a todo tipo de superficies gracias a su reducido tamaño, permitiendo diseñar soluciones de iluminación para todo tipo de espacios.
  6. No deja de funcionar de forma inmediata, sino que van perdiendo intensidad gradualmente, pudiendo detectar a tiempo cuando necesita ser reemplazada.
  7. Se pueden graduar sin que con ello pierdan color.
  8. La luz que emite el LED es más nítida y brillante.
  9. Emite de forma directa luces de colores sin necesidad de filtros. El LED es un dispositivo de longitud de onda fija pero que puede trabajar en una amplia banda del espectro. Para cubrir todo este ancho de banda existen en el mercado una gran gama de LEDs que nos permitirán iluminar en un determinado color (rojo, verde, ámbar, blanco e incluso ultra violeta).
  10. Pequeña anchura espectral que los convierte en el sistema perfecto de iluminación para visión artificial, ya que la cámara es capaz de captar el objeto con mucho más detalle.
  11. Ventajas medioambientales. Además de consumir poco, no contienen mercurio, fósforo ni gases, no producen irradiaciones de infrarrojos o UV y reducen la contaminación lumínica de las ciudades ya que, al contrario que las lamparas tradicionales que emiten su luz en todas las direcciones, las LED únicamente las emite en la dirección que enfoca.

¿Cuáles son los inconvenientes de la tecnología LED en el sistema de iluminación?

  1. Los LEDs son caros. Ésta es sin duda su principal desventaja y aunque han experimentado una bajada de precios en los últimos años, la relación del precio por lumen sigue siendo alta y el coste de fabricación también. Sin embargo, teniendo en cuenta sus condiciones de funcionamiento y su larga duración, se puede considerar que es una inversión eficaz y rentable.
  2. El diodo LED depende en gran parte por la temperatura ambiental. La temperatura de referencia del LED es la Tj (temperatura del punto de unión) y de ella depende la eficacia lumínica del mismo. Una Tj elevada (>65ºC) anulan el valor de vida útil que aporta el LED, por ello la refrigeración y su asociación con la luminaria han de diseñarse para mantener las condiciones de funcionamiento adecuadas (de ahí la importancia de adquirir una lámpara LEC de calidad).
  3. Sensibilidad de voltaje. Para obtener buena intensidad luminosa hay que tener en cuenta el voltaje del LED que va entre 1,8 hasta 3,8 voltios aproximadamente (según sea el material de fabricación y el color de la luz que emite). Generalmente la eficiencia del LED es mejor cuanto menor es la corriente que circula por ellos, por lo que hay que buscar un equilibrio entre la intensidad luminosa que producen (mayor cuanto más grande es la intensidad que circula por ellos) y la eficiencia (mayor cuanto menor es la intensidad que circula por ellos). La mayoría de los fabricantes recomiendan 10 milliamperios para los diodos azules de 430nm, 12 milliamperios para los de 3,4 voltios y 20 milliamperios para los diodos de voltajes menores.
  4. Su potencia de iluminación es muy baja, haciéndola casi invisible bajo una fuente de luz brillante como por ejemplo la luz solar.De día, cuesta darse cuenta cuando alguien dejo la luz encendida.

¿Cuáles son las principales aplicaciones de la iluminación LED en la domótica

Captura de pantalla 2013-09-20 a la(s) 04.43.18 LED-Evolution

En la primera parte de ese post sobre iluminación led hemos explicado qué era en detalle esa tecnología así como sus principales ventajas e inconvenientes en el caso de su uso para los sistemas de iluminación del hogar. Ahora me gustaría tratar las aplicaciones de este sistema de iluminación led en la domótica, la tecnología aplicada al hogar inteligente. El objetivo principal perseguido es conseguir una adecuada iluminación y ambientación aunque ése no es el único como ya veremos.

Hoy en día somos cada vez más los que recurrimos a la tecnología LED como sistema de ahorro en la iluminación del hogar. El ahorro económico que nos permite a la larga es fruto del gran ahorro energético que ofrece. Además, es un sistema que se integra fácilmente ya que el LED es un circuito electrónico y su adaptación resulta muy sencilla, mucho más que otros sistemas de iluminación con convencional.

Esto hace que sea posible controlar un sistema de luces de LEDs por medio de una centralita domótica u ordenador, pudiendo regular la intensidad de cada uno de los puntos de luz, programar el tiempo que han de permanecer encendidas y la hora a la que sueles decir… extinción de las luces, todos a la cama. Las posibilidades son infinitas, vemos sus principales aplicaciones en la domótica.

Alumbrado de interiores.

La iluminación LED puede proporcionarnos diferentes escenas y ambientes en habitaciones y estancias, además de iluminar pavimentos y suelos.

Alumbrado decorativo.

Gracias a la gran diversidad de tonalidades que se pueden conseguir, la iluminación LED tiene un gran efecto decorativo además de resultar ideal para iluminar objetos ya que no emiten calor que pueda dañarlos.

Alumbrado de exteriores.

Una de las ventajas del LED es que soporta muy bien bajas temperaturas, por ello se adapta mejor que los focos incandescentes en exteriores. Por otra parte, existen lámparas LED sumergibles para iluminar piscinas, fuentes, cascadas, etc., proporcionando un gran atractivo gracias a su colorido y escaso mantenimiento.

Programación horaria.

El poder integración del LED facilita que podamos regular la intensidad de su luz para que su porcentaje sea menor o nulo por el día y mayor por la noche, mediante sensores que sean capaces de detectar cuando existe suficiente luz natural y aprovecharlo para aumentar el ahorro de energía eléctrica.

Detección de presencia.

El hecho de que un LED no se degrade por el continuo encendido/apagado lo hace ideal para su utilización con sensores de movimiento que detecten nuestra presencia e iluminen la estancia en ese momento.

Proporcionar seguridad.

Podemos dejar programada en la centralita ciertos horarios creando la sensación de que la casa está habitada, todo ello con un mayor ahorro energético que con otros sistemas de iluminación.

Otras aplicaciones de la tecnología LED en la domótica

Captura de pantalla 2013-09-20 a la(s) 05.21.47

Pero no sólo de iluminación vive el LED sino que existen otras aplicaciones de la tecnología LED en la domótica, algunas de ellas son menos conocidas pero igual de interesantes… las repasamos a continuación:

Indicadores de estado.

Los diodos LED se utilizan muchas veces como indicadores de estado en controles remotos, sensores de movimiento y multitud de aparatos domésticos.

Desinfectante.

Los diodos LED ultravioleta desinfectan mediante un proceso fotoquímico que actúa destruyendo el ADN de los microorganismos cuando se exponen a rayos UV de alta densidad. La eficacia del los UVC estará directamente relacionada con la intensidad y el tiempo de exposición.

Fotosíntesis inducida.

Se puede activar el crecimiento de las plantas controlando las emisiones de luz de cada color que se reciben. Existen diodos LED especialmente desarrollados para emitir luz de los tipos más importantes para el desarrollo de las plantas (Azul, rojo, infrarrojo y ultravioleta), de hecho la NASA ya utiliza LED en sus proyectos espaciales de crecimiento de plantas.

Cromoterapia.

La luz espectral con diodos LED proporcionan un estado de relajación gracias a las vibraciones que emiten los diferentes colores. De este modo, mientras los rojos potencian la capacidad de rendimiento, los verdes proporcionan armonía y los azules aportan tranquilidad.

Algunos consejos sobre iluminación con tecnología LED

Terminaremos diciendo que la tecnología LED ya es una parte fundamental de la iluminación en muchos hogares y lo será cada vez más en el futuro. Hay inversiones millonarias para mejorar la eficiencia energética en el hogar, ya se está hablando de la tecnología QLED, pero el mercado es tan amplio que esas inversiones se amortizan rápidamente. Antes de plantearte una instalación LED completa, no está de más seguir algunos consejos sobre iluminación con LED.

  1. En la actualidad existen multitudes de empresas dedicadas a la instalación integral de este tipo de sistemas de iluminación LED, así que importa consultar con varias ya que así obtendrás presupuestos que podrás comparar. Siempre tendrás que asegurarte que el servicio contratado se corresponda exactamente con las necesidades reales de tu hogar.
  2. No olvides pedir una descripción detallada del tipo de bombillas y lámparas LED que se vayan a utilizar en la instalación ya que, como vimos en la primera parte de este reportaje, de la calidad de la misma dependerá la esperanza de vida de tus bombillas, la calidad de la luz y su eficiencia.
  3. Si piensas encargarte tu mismo de la sustitución del sistema de iluminación de tu hogar, y no cuentas con un gran presupuesto… conviene estudiar bien el proyecto para asegurarte de que puedes acceder a algún tipo de subvención estatal u autonómica. Ya daré un rápido repaso a las ayudas que se pusieron en marcha estos últimos años, aunque con la crisis igual han quitado muchas.
  4. Por último, puedes hacer tu propio estudio sobre las estancias que más utilizas y mayor luz requieren, empezando por éstas a la hora de ir sustituyendo las bombillas y lámparas. De este modo irás realizando un cambio gradual de todo el sistema de iluminación del hogar sin que ello suponga un agujero en tu bolsillo ya maltrecho por la economía… sobre todo si tu idea es ahorrar a largo plazo.