Hogar, claves de una instalación domótica

Uno de nuestros objetivos aquí en Ounae es el de orientaros en el complejo panorama de la domótica. Hasta ahora, la mayoría de los usuarios saben “qué hace” un sistema domótico pero no están seguros de que puedan permitirse una instalación de este tipo en su vivienda. Veamos en esta entrada qué capacidades básicas ofrecen la mayoría de los fabricantes y qué productos pueden instalarse sin apenas realizar reformas en su vivienda.

DOMOKYO_Domotica-para-el-hogar-I_aplicacion-flash-casa-virtual-Ineli

Un sistema domótico es un sistema capaz de automatizar la gestión de un edificio o espacio cerrado y que ofrece al usuario la capacidad de activar a distancia sus elementos, controlar el uso de la energía, o realizar labores de vigilancia o comunicación sin estar presente. La versión actual del artículo de wikipedia define esto como “la integración de la tecnología en el diseño inteligente de un recinto cerrado” y clasifica en cinco grupos los servicios o funciones domóticas: ahorro energético, confort, seguridad, comunicaciones y accesibilidad.

Por último, un sistema domótico está compuesto por una central de control, un conjunto de sensores, un conjunto de actuadores, uno o varios terminales de control y el cableado interno. La complejidad de la oferta actual se debe a la convivencia de diferentes estándares y marcas fabricantes y a la imposibilidad de aprovechar las instalaciones básicas de la vivienda (electricidad, telefonía, agua) para implementar funciones domóticas. Necesitamos la ayuda de un integrador (instalador especializado) para definir nuestras necesidades domóticas, saber qué sistema podemos montar y cuánto dinero nos costará hacerlo.

Iluminación, seguridad y clima, las tres funciones básicas

Captura de pantalla 2013-10-01 a la(s) 23.57.09

La gama básica de cualquier fabricante se compone de sistemas domóticos capaces de automatizar estas tres parcelas. Con la gestión de iluminación el usuario puede controlar todos los circuitos de la vivienda y puede programar su funcionamiento por tramos horarios o en función de variables ambientales (presencia de personas, luz exterior…). El sistema de clima puede comportarse de forma parecida: los sensores de temperatura y presencia están repartidos por toda la vivienda y el sistema decide, en función de la programación, dónde es necesario ponerse en marcha. Por último, la gestión de la seguridad permite integrar el sistema de alarmas y el control de incendios o fugas de gas y agua.

DOMOKYO_Domotica-para-el-hogar-I_Planner-de-Niessen-negro

En nuestro repaso a la oferta domótica actual hemos encontrado marcas como Ineli -desarrollada por una empresa alicantina- que conceden más importancia al control de la seguridad y su programa básico ofrece estas funciones: alarma de accesos no permitidos, detección de incendio o fugas de agua y temporizador para el sistema de clima. El control automático de luces, toldos, persianas o aspersores o la gestión a través de un teléfono móvil se pueden conseguir con los kits de ampliación. Aunque podemos comprobar como funciona en esta aplicación flash de su web es inevitable confiar el diseño de la instalación a los técnicos o integradores autorizados por la firma.

Otra empresa española, Niessen, estructura su gama de una forma parecida. Un mismo nombre, DomoSolutions, identifica todas sus soluciones de automatización para la vivienda. La línea Domo Basic, ofrece funciones básicas de automatización como el regulador ambiental (para manejar la intensidad de luz desde distintos puntos de la vivienda), el detector de movimiento (ideal para accionar la luz en pasillos, rellanos de escaleras, zonas de acceso, garajes, etc.), el sistema de sonido ambiental o el termostato digital, que facilita el control del clima. Aumentando el presupuesto podemos tener un terminal de control táctil inalámbrico y otras ventajas o llegar a la línea Domo Professional, basada en la arquitectura KNX, que permite gestionar toda la instalación eléctrica del edificio.

Tecnointeriorismo. ¿Hasta dónde podemos llegar?

DOMOKYO_Domotica-para-el-hogar-I_proyecto-Inmomatica-gastrum-1

Muchos fabricantes tienen un catálogo de lujo que, aunque no sea el más vendido, da una idea del potencial que tienen sus productos a la hora de automatizar una vivienda. Inmomática, una de las empresas con más experiencia en España, ha acuñado el concepto tecnointeriorismo para identificar proyectos domóticos que “integran tecnología con arquitectura y decoración mediante un proyecto global y una dirección técnica única y multicisplinar”. “Supercasas” donde el propietario tiene necesidades específicas y mucho presupuesto para satisfacerlas.

Veamos como primer ejemplo una vivienda donde la domotica ha sido de gran ayuda para unir dos pisos previamente separados y hacer sencillo e intuitivo el control de la iluminación y la gestión de la energía. “Todos los dispositivos están regulados por un gestor inteligente de consumos que nos detecta picos, averías y consumos no deseados”, explican desde Inmomática. Dormitorios, vestidores, escaleras y otras estancias utilizan la tecnología de iluminación LED -más eficiente- y detectores de presencia para, en combinación con la luz solar disponible, utilizar solo la energía necesaria en cada momento.

gastrum-control

El segundo proyecto mostrado por Inmomática tiene, en realidad, muchas más características de empresa o centro de trabajo. Se trata de una vivienda de cinco plantas en el centro de Sevilla donde su propietario -cocinero profesional- ha instalado una cocina de última generación, una bodega, un aula de gastronomía, una sala de catas, un despacho de trabajo y salas de audiovisuales. “Toda la vivienda se estructura en torno a un patio central que actúa como elemento principal de gestión bioclimática”, explican los técnicos de Inmomática. Así, el techo del patio regula automáticamente su apertura para actuar como elemento de climatización natural pero también el resto de cerramientos se controlan automáticamente.

La cocina es el corazón de esta casa y está totalmente domotizada. Los principales sistema que incorpora son: regulación de la luz, extracción de humos automática y silenciosa, control de temperatura, control inteligente de las cámaras frigoríficas, sistema de vacío, conexión a Internet de los equipos de cocción y motorización de la mesa de trabajo. Junto a ella hay una bodega con capacidad para 3.000 botellas en la que el sistema domótico controla valores como temperatura, humedad, condensaciones y luz ambiente. Un sistema informatizado controla el inventario y almacena fichas multimedia de cada uno de los vinos

Pero yo no necesito todo esto (y además es muy caro)

Ya hemos descrito estos dos proyectos domóticos como instalaciones de gama alta o profesional, más propias de un espacio de trabajo, una tienda o un hotel. Sus funciones permiten crear un ambiente confortable, muy tecnológico y seguro sin olvidar la gestión eficaz de la energía. ¿Qué opciones quedan, entonces, para el usuario medio? Un kit domótico básico como los que hemos descrito más arriba o, si queremos ir a algo más práctico y eficiente, un gestor energético. Ahorrar electricidad sin renunciar a los aparatos que nos rodean (la calefacción, la tv y el home cinema, el pc…) es posible a través de soluciones como Ecobox.