retro3

5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido

Inicio esta entrada con esta fotografía tomada entre 1981 y 1982 por Ira Nowinski, una foto que transmite muy bien la clase de emoción que nos proporcionaban todas esas viejas glorias del pasado, pasado que ningún jugón que se precie debería ignorar. Así que vamos a dar un breve repaso a cinco juegos clásicos que todo el mundo debería probar al menos una vez en su vida.

No todos conocemos todos los juegos que han salido a lo largo de los años y queremos que tengáis un referente sobre las obras maestras de ayer. Los viejunos como yo recordaremos muchos buenos momentos y espero que quienes no hayáis tenido la oportunidad de ver nacer a estos juegos al menos tengáis la oportunidad de jugarlos mediante un emulador online o, quién sabe, en una autentica consola vintage, ahí va la lista…

Wacky Weels

5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade Estoy convencido de que todos los que estéis entre los 24 y 34 años habéis oído hablar e incluso habéis jugado a Wacky Weels. Aquellos que no conozcáis el juego os llevaréis una grata sorpresa al ver lo que ha llegado a influir en algunas sagas de juegos de la actual o la pasada generación de consolas.

Wacky Weels es un juego para ordenador que recuerdo tener que ejecutarlo desde MS-Dos porque ni siquiera tenía Windows instalado en el PC. Sí, hubo una época en la que los ordenadores funcionaban sin Windows, y parece un lejano y mítico período pero no hace mucho tiempo desde que algunos lo vivimos. La verdad es que no podía ejecutarse de otra forma que no fuera MS-Dos. La magia flotaba en el aire cuando empezábamos a escribir C://dir…

Wacky Weels pertenece al género de carreras en Karts.

Fue desarrollado en 1994 por la archiconocida 3D Realms (cerró en 2009 mientras hacía Duke Nukem Forever) con gráficos VGA bastante cutrecillos pero resultones. Por desgracia nunca ha tenido ninguna secuela ni remasterización, algo que yo llevo echando de menos desde hace años. Wacky Weels inició el género de carreras de Karts influyendo a grandes títulos como Mario Kart. Si habéis jugado a este último ya sabréis como se juega a Wacky Weels. Los personajes que conducen los karts son animales caricaturizados, un juego 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade para toda la familia. Mis preferidos eran el tiburón y el panda, estando convencido de que estos dos karts corrían más que los demás (algo que no era verdad pero vivía feliz imaginándomelo).

Nuestro objetivo en Wacky Weels es lógicamente ganar la carrera cruzando en primer lugar la línea de meta. Para poder conseguirlo se incluyó la posibilidad de entorpecer la conducción de los demás conductores mediante manchas de grasa, lanzamiento de erizos o poniéndole la pantalla al revés a los contrincantes. Este último elemento era muy divertido porque siempre giraban en el sentido contrario al que deberían hacerlo.

Los diferentes circuitos eran muy coloristas. Se corre tanto en asfalto como en césped, lava y enormes charcos en los que si te adentras te conviertes en periscopio. Destaco los pocos elementos decorativos alrededor de cada circuito pero tiene explicación. Todavía no tenían suficiente potencia para mover tantos píxeles en un entorno 3D, además también brillan por su ausencia los desniveles como cuestas o agujeros, siendo siempre un circuito plano que descarga toda la 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade adrenalina en las curvas y rectas.

El modelado de los personajes seleccionables era algo que me encanta de Wacky Weels. No había muchos juegos como este ya que en 1994 se intentaba conseguir la mayor realidad posible (algo que no se conseguía nunca). Los animalitos eran graciosos, con caras simpáticas y agradables para los jugadores de todas las edades. Tigres, pandas, alces, patos, tiburones, osos polares y todo un elenco de animales de toda clase se disputan el primer puesto en vertiginosas carreras llenas de obstáculos, enemigos y ganas de diversión.

Lo mejor sin duda, su elevado grado de diversión

Hoy no es muy complicado hacerse con este juego de forma original y menos aún hacerlo funcionar sin problemas. Lo mejor de todo es utilizar páginas web que ofrecen versiones de clásicos en Java pero si podemos ir a la fuente del producto mejor que mejor. Por este motivo os facilito este enlace en el que podréis descargar Wacky Weels desde vuestro ordenador a través de la página oficial de 3D Realms. Además del juego podréis descargar el manual de instrucciones.

Lo mejor del juego es, sin duda alguna, su elevado grado de diversión. También hay que destacar en Wacky Weels ser pionero en un género que 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade llegó a ser uno de los reyes de las consolas con Mario Kart y sus adaptaciones a todas las plataformas de Nintendo. Y claro, no podemos olvidarnos de su posibilidad de dos jugadores a pantalla partida. La de horas que he podido estar jugando así.

Sinceramente, no se me ocurren grandes fallos o las peores cosas de Wacky Weels. Pensé en un primer momento que sería por que lo tengo idealizado desde hace años pero al volver a jugarlo me he dado cuenta de que no es así. Realmente no le encuentro fallos destacables que vayan más allá de las limitaciones de tecnológicas de 1994. Por este y otros muchos motivos que os he dicho, Wacky Weels se merece un puesto de honor en esta lista tan querida de videojuegos que no deberían caer en el olvido.

Joust

5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade Si os hablo de un juego en el que controlamos a un caballero montado en un animal que parece un gran avestruz volador sólo se puede tratar de Joust (aunque se nos pueda pasar por la cabeza referencias a los futuros Chocobos). Si veis la portada del juego podría pensarse que el caballero que monta al gran pájaro es un gran tipo y que los gráficos son la leche. Pues no. Recordad que estamos revisitando viejas glorias del pasado que no deberían caer en el olvido, y que en esta lista los pixeles son como puños, grandes, enormes, gigantescos. Como pasa con todos los juegos de los 80, no debéis dejaros influir por la grandiosa imagen de la portada en la que el avestruz volador viene directo a nosotros con la boca abierta.

Joust, aunque no destaque por su material gráfico, fue una clara influencia para juegos posteriores. Hay que tener en cuenta que Joust vio la luz en 1982 y ser un pionero en el ocio electrónico es importante a la par que difícil.

La dinámica de Joust es muy sencilla y su manejo también lo es.  Tomaremos el control de un pájaro gigante que es montado un caballero y tendremos que batirnos 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade en duelo con otros caballeros para robar los huevos de sus aves. La forma de derrotarles es cayéndoles encima, un golpe en la cabeza y quedarán eliminados. Por consiguiente, si a nosotros nos dan en la cabeza, ya sea, por ejemplo, cayéndonos encima, estaremos eliminados.

El Caballero Amarillo ha vuelto para quedarse

Los elementos en la pantalla son pocos y con un papel fundamental: plataformas para no caernos. Si bien nuestro pájaro vuela, también es interesante tomar tierra de vez en cuando. Para volar tenemos que darle continuamente a un botón y sino el dedo se nos dormiría de tanto trajín. Como pasó en juegos posteriores a los que influenció, como Mario Bros, los bordes de la pantalla están vacíos y si los cruzamos aparecemos por el otro lado.

La dificultad de los niveles de Joust reside en tres aspectos fundamentales: 1. El número de enemigos en la pantalla, que según pasan los niveles irán apareciendo más y más. 2. La colocación de las plataformas, a veces con poco espacio entre sí o dificultando la maniobrabilidad. 3. El material de las 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade plataformas, que no siempre es tierra en la que podamos aparecer, sino que a veces es pura lava volcánica en la que moriremos casi con sólo mirarla.

Una vez eras el último caballero superviviente en la pantalla se subía de nivel en Joust, es decir, se subía la dificultad. Cada cierto número de pantallas había fases bonus (algo que se ha perdido en los juegos actuales pero que tendría que volver, desde mi punto de vista) donde estaba todo lleno de huevos que daban puntos. El problema viene cuando en las últimas fases bonus, los huevos que no conseguías coger en cierto tiempo eclosionaban y salían una especie de tijeras aladas que iban en tu busca. Eran enemigos invencibles y que no se iban de una fase a otra. Es decir, cuando se juntaban un par de ellas en la pantalla estabas más muerto que vivo.

En algunos niveles de Joust, se comenzaba solamente con huevos en la pantalla (como en los bonus) pero eclosionaban más rápido y salían los caballeros enemigos como nosotros que deberíamos derrotar. Si nos dábamos prisa al principio y seguíamos la buena dinámica podríamos ser capaces de mermar mucho al contrario. La versión que yo jugué de Joust fue en mi queridísima Atari 7800 por los años 1989.

Actualmente disponible en las consolas nextgen

El juego salió en 1982 para Arcade, las típicas máquinas recreativas de los salones de juego, y rápidamente saltó a muchas plataformas de la época. Como con 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade los grandes títulos, los clones le salían hasta debajo de las piedras pero no le quitaban el protagonismo del original.

Una de las características más divertidas de Joust era su modo cooperativo para dos jugadores. Tú y un amigo podríais jugar en la misma pantalla para luchar juntos contra los demás caballeros. ¡Pero cuidado! Más divertido es cuando entre vosotros también podéis mataros. Pasaba a menudo, más de lo que nos hubiera gustado a mí y a mis amigos, que sin querer íbamos a parar a la cabeza del otro, con lo que un ligero puff nos demostraba que acabábamos de terminar con la vida de nuestro compañero.

Joust forma parte del Libro Guiness de los Records al ostentar la posición número 69 en la categoría de Juegos Arcades con más impacto técnico, creativo y cultural. Pero ahí no quedan las curiosidades que nos ofrece este título. Otros juegos mucho más actuales con renombre internacional han dado su pequeño tributo a Joust, como Mortal Kombat 3 y la última expansión de World of Warcraft: Cataclysm.

Actualmente, si queréis jugarlo porque os ha entrado el gusanillo, no es necesario que vayáis a un salón recreativo ochentero o compréis una clásica Atari. En la tienda de Xbox 360 y PS3 respectivamente encontraréis la versión original de Joust, con esos gráficos intachables llenos de diversión, alegría, competitividad y buenos recuerdos.

The Lost Vikings

5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade No todos los juegos de Blizzard tienen por qué ser hermanos de World of Warcraft o Starcraft. Hace mucho tiempo se dedicaban a crear franquicias originales como la que rescataré hoy mismo en esta lista de los juegos clásicos que no deberían caer en el olvido. The Lost Vikings es el juego del que quiero hablaros. Es una pequeña obra maestra con píxeles como puños que estrujó los cerebros de más de uno de mi generación. Es un juego de plataformas y puzles que me recuerda mucho al actual Trine, juego cuya inspiración se basa directamente en The Lost Vikings. Eran épocas en las que los ordenadores tenían 200 megas de memoria y no se ralentizaban (y sobraba memoria).

The Lost Vikings nace como juego en 1992 gracias a las mentes de los desarrolladores de Blizzard Entertainment. Un puzle y plataformas que puede dejarte pegado ante la pantalla del ordenador durante horas para conseguir adivinar el siguiente paso que debes dar. El argumento es de lo más disparatado: nuestros tres protagonistas, Vikingos de pura cepa con cascos cornudos y armaduras pesadas, se ven abducidos por unos extraterrestres y llevados a su nave espacial. El comienzo de esta aventura comienza en la nave espacial y el periplo de los tres vikingos para volver a su época. Pasarán por la era de los dinoraurios, el antiguo Egipto, una enorme fábrica e, incluso, por niveles extraños hechos de chocolate y dulces.

División de trabajos y colaboración

Olaf, Erik y Baleog tendrán que unirse para escapar del malvado alienígena Tomator utilizando sus habilidades únicas. Cada uno posee movimientos que los demás no tienen. Olaf tiene un enorme escudo de guerra que usa para bloquear ataques, planear durante un breve periodo de tiempo o ser una plataforma móvil. Por su parte, Erik es el más bruto de todos ellos y puede chocarse contra elementos del escenario o personajes malvados para hacerles daño. Erik es el único que sabe 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade saltar. Baleog será muy útil en la mayoría de niveles pues posee las características más ofensivas de los tres vikingos. Puede disparar flechas, que irán siempre rectas hasta el infinito (y más allá), y dar tajos al aire con su plateada espada.

El sistema de juego es sencillo. Tenemos que combinar las habilidades de Erik, Olaf y Baleog a lo largo del nivel para llevarlos a la salida sanos y salvos. A primera vista puede resultar fácil pero hay que quebrarse mucho la cabeza para superar los puzles que encontramos y derrotar a los enemigos. No es suficiente con llevar a uno al final sino que tendrán que llegar los tres. Cada cual, con sus habilidades, tiene las capacidades necesarias para llegar al final pero no siempre podrán tomar el mismo camino. Si alguno de ellos se ve debilitado por el camino no es problema ya que puede recuperarse tomando alimentos tales como jabalíes o enormes muslos de pollo.

Tuvo secuela, pero no se ha vuelto a saber nada de ellos

Dos años más tarde, en 1994 Blizzard decidió lanzar la secuela,The Lost Vikings 2, y esta vez llegaría a otras plataformas tales como SuperNes y PC, apareciendo más tarde en otras como PlayStation (1996) y Sega Saturn (1996). El argumento es similar a la primera parte debido a que nuestros tres arraigados Vikingos son lanzados a través del tiempo y el espacio. Lógicamente harán todo lo posible para volver a casa cuanto antes. Un añadido, a parte de la mejora gráfica y algunas 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade opciones, es la inclusión de dos nuevos personajes jugables: Fang el lobo y Scorch el dragón.

Es una pena que Blizzard se centre tanto en algunas de sus sagas y no recupere otras que han caído en el olvido a lo largo de los años. Seguro que un The Lost Vikings 3 en las consolas de nueva generación sería todo un acierto. Trine nos da la respuesta puesto que es descendiente directo y un gran juego que ha conseguido enormes beneficios para un estudio de desarrollo de pequeñas proporciones.

Sigamos luchando para que juegos como The Lost Vikings sigan vivos en nuestra memoria con pequeños tributos como éste que le estoy haciendo. Intentemos que no caigan en el olvido aquellos juegos que han marcado a generaciones enteras de grandes jugones cuyas aspiraciones era divertirse y comparar cuantos millones de polígonos pueden mover o cuanto 3D es capaz de reproducir la televisión.

Breath Of Fire III

5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade El siguiente juego clásico que no deberían caer en el olvido es un RPG que vio la luz en Japón allá por 1997 y en Norteamérica un año más tarde. En PlayStation, es decir PSX, pudimos jugar al grandioso Breath Of Fire III. Ya en 2005 se reeditó en PSP con idéntica calidad gráfica, sin mejoradas ni añadidos ni nada por el estilo. En 2006 llegó a costas europeas para la portatil de Sony en un único idioma: menús y juego estan completamente en inglés. Fue el tercero de la saga Breath of Fire cuyos dos primeros títulos pasaron bien desapercibidos en NES y SuperNES. Ahora ya van por el V ó el VI, ya se sabe como las sagas de RPG parece que sse hacen como churros o salen de debajo de las piedras, pero éste es el que verdaderamente merece la pena.

¿Y de qué trata? Podría empezar con el típico hace mucho mucho tiempo… existía un clan con un poder muy especial: la capacidad de convertirse en Dragón. La historia de Breath of Fire III en sí versa sobre Ryu, un joven huérfano que se ve obligado a viajar por el mundo debido a diversas situaciones que se van sucediendo. En sí es la búsqueda de la personalidad y los orígenes del protagonista, la búsqueda de sus amigos perdidos y el conocimiento de una fuerza del mal que debe ser erradicada.  El juego podría dividirse en dos partes. Durante la primera jugamos con Ryu siendo un muchacho; y durante la segunda jugamos con Ryu siendo ya un hombre adulto.

Mucho más que un RPG en perspectiva isométrica

Breath of Fire III, se encuentra construido en perspectiva isométrica pero es más que eso. Podremos mover con los botones del mando la cámara de izquierda a derecha, abriéndose de esta forma el campo isométrico muchísimo más. Hay veces que esta opción es imprescindible si deseamos encontrar un objeto tras una casa o visualizar a alguien tras un árbol. Las 2D están bien construidas y los amantes de los RPG están ya acostumbrados a que grandes juegos de rol se encuentren de 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade la mano a las 2D. No siempre los grandes gráficos y los efectos especiales significan el cumplimiento del objetivo de un videojuego: divertir al usuario.

Amigos amantes de los juegos de rol, ¿Qué sería un RPG sin un buen sistema de combate? Pues en Breath of Fire III tenemos un sistema de combate de lo más completito. Para empezar, tendremos dos barritas por personaje: una verde para la vida y otra azul para la magia ¡qué original! Luego, el mismo campo de batalla varía pues lucharemos allí donde nos encontremos con nuestro adversario, sin cambiar de escena ni nada. Digamos que las batallas se resuelven en el mismo sitio del mapa donde las encontremos. Las batallas son por turnos, lo que dará la oportunidad de elegir una estrategia a seguir depende del monstruito que encontremos.

El sistema de batallas y la música

Al comenzar se desplegará una cruz en medio de la pantalla y depende del lado que elijamos iremos a la sección de objetos, habilidades, magia… estando el centro reservado para la acción básica de Atacar. Muchas de las habilidades y hechizos harán que la barra de magia del personaje descienda, gastando así puntos difícilmente recuperables. Como no podía ser de otra forma, cada personaje de BOF3 tiene habilidades y roles definidos. El que destaca es el de Ryu, 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade el prota, que tiene la capacidad de convertirse en diferentes dragones dependiendo de las combinaciones de gemas que tengamos. Cuantas más gemas combinemos más fuerte será pero más bajará la barra de magia. Aun así, hay que tener en cuenta que hay dragones más ofensivos y otros más defensivos. Todo depende de la táctica que queramos seguir.

La música no es algo que destaque en Breath Of Fire III. En algunos casos se vuelve repetitiva y es comparable con calidades de las consolas de 8bits. Creo que la generación que vió nacer  Breath Of Fire III podría haberlo hecho mejor. Otras bandas sonoras de RPG’s de la época como la del FFVII sí estaba conseguida.  Esto hace ver que Capcom sufrió un descuido que podemos definir como importante. Resumiendo, que la música no es para tirar cohetes pero al menos acompaña.

El argumento y como broche final…

El argumento es bueno y envuelve al jugador en un aire casi místico de corte oriental. Los protagonistas gozan de personalidad propia y los enemigos son un alarde de imaginación. Se nota que los nipones le ponen mucho cariño a la hora de construir historias y personajes. Si acaso, BOF3 peca de linealidad en algunos 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade momentos pero se pasa rápido al volver al mapa general del mundo. La duración no os desilusionará ya que la historia dará para muchas horas de juego y diversión. En cuanto te distraes ves que llevas más de 30 horas de juego y queda aún mucho por hacer.

Como broche final se incluye una especie de al que podremos jugar tanto dentro del propio BOF3 como en el menú principal. Y ¿de qué trata ese minijuego? pues de pesca. Sí, de pesca. Con nuestro joven Ryu podremos pescar desde pequeñas medusas hasta grandes hombres-sapo en todo tipo de lagos, ríos y mares. Cada vez que pesquemos algo se añadirá a nuestro inventario y podremos usarlo como objeto, generalmente curativo. ¿Para qué voy a gastarme dinero en pociones si puedo pescar medusas?

Maniac Mansion II: Day of the Tentacle

5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade El tiempo pasa rápido para todos nosotros y antes de darnos cuenta ya estamos por la IX edición. Maniac Mansion fue un precursor de las grandes aventuras gráficas, influyó mucho en el género y se creó a partir de un motor gráfico bautizado como SCUMM en su honor. Bajo este motor se crearon otras aventuras gráficas como Indiana Jones and The Fate of Atlantis, Simmon The Sorcerer o Monkey Island. El siguiente juego tiene que ver con SCUMM y con Maniac Mansion. No es ni más ni menos que la propia secuela con título El Día del Tentáculo. ¡Qué grande es este juego!

Tras el tremendo éxito generado por las alocadas aventuras en Maniac Mansion los fans de las aventuras gráficas de LucasFilm, es decir, con motor SCUMM, necesitábamos algo más. Estábamos con ganas de jugar con más doctores locos y tentáculos con aires de grandeza. Y como hacen las grandes compañías, nuestras oraciones fueron escuchadas. De esta petición surgió El Día del Tentáculo, juego que tiene como máximo responsable a Tim Schafler, que no sé vosotros pero creo que es uno de grandes diseñadores y guionistas que tiene en la cabeza juegos grandes en diversión aunque pequeños en ventas.

La época dorada de las aventuras gráficas

El Día del Tentáculo está protagonizado por algunos personajes de su precuela, no todos, aunque sí con alguna nueva sorpresa. Todo comienza cuando Púrpura, uno de los tentáculos guardianes de la mansión, bebe de una fuente residual. Su cuerpo tentacular sufre una gran transformación, le salen unos bracitos muy monos que le dan la posibilidad de portar un arma ¡oh! Y la maldad de su mente se dispara hasta confines antes insospechados para el brazo de cefalópodo. Conquistar el mundo será la nueva meta de Púrpura, y hará todo lo posible para conseguirlo.

Pero nosotros, tomando el control de Bernard y sus amigos, haremos caer los planes de este malvado ser de color extraño gracias a Verde, el otro tentáculo, que nos avisa de los malvados planes de su ¿hermano? Pero la misión de Bernard (personaje carismático que me recuerda a Steve Urkel), Hoagie y Laverne no será nada 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade fácil. Todo se complica cuando intentan volver al pasado gracias a un instrumento llamado Cron-O-Letrinas (imaginad de donde sale el nombre) para impedir que Púrpura beba del vertido. Un problema se hace patente cuando uno de ellos viaja al siglo XVIII y otro al XXII, mientras que Bernard se queda en el presente. Las paradojas temporales y los problemas espacio-tiempo serán constantes en El Día del Tentáculo.

Podremos ver a Hoagie en un pasado lleno de Presidentes de Estados Unidos en busca de una forma de electricidad para volver al futuro. Por otra parte, Laverne se encuentra en un futuro extraño en el que el Tentáculo Púrpura domina el mundo y trata a los seres humanos como si fueran sus mascotas. Debemos pulular por el pasado, presente y futuro para que todos vuelvan a la época actual y conseguir para a Púrpura en su afán de dominación mundial.

Los gráficos y el sonido son geniales, la diversión va más allá de la perfección

El Día del Tentáculo salió única y exclusivamente para PC en 1993. Al principio ocupaba algo así como 5 disquetes y no incluía sonido pero más tarde se reedito en formato cd, incluyendo voces y una mejora del sonido MIDI. Existe un emulador del motor SCUMM conocido como scummvm que se encuentra disponible para la mayoría de las plataformas tales como móvil, PSP, NDS, PS2, Wii… asique las oportunidades de jugar se ve incrementada. El enlace a la página oficial es esta. Es totalmente legal asique no os preocupéis por nada. Los juegos son fáciles de conseguir si buscáis 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade por Google ya que en la web que os proporciono no vienen todos debido a los muchos que existen.

El Día del Tentáculo da un salto gráfico si lo comparamos con Maniac Mansion. Se basa en alocados dibujos animados con estructuras arquitectónicas imposibles. Apenas existen las líneas rectas y todo cobra un volumen más curvilíneo de lo que jamás hayamos visto. La forma de jugar es muy simple, como en la mayoría de la época, puesto que sólo necesitaremos un ratón para mover y el botón izquierdo para seleccionar objetos o acciones. El sistema de verbos característico en SCUMM hará que la forma de jugar las aventuras gráficas sea bastante simple.

La dificultad y duración del juego varía mucho dependiendo de quien lo juegue. Si eres un manitas en aventuras gráficas se te hará corto a no ser de que sea la primera vez que juegues. Cuando más tiempo le dediquemos mejores combinaciones nos saldrán y más fácilmente descifraremos los puzles y acertijos. En su versión 5 juegos clásicos que no deberían caer en el olvido | juegos clásicos juegos arcade en CD-Rom se incluyen nuevas voces en inglés y al sonido MIDI se le hace un pequeño lavado de cara para que suene mejor. La versión española se encuentra únicamente subtitulada aunque no es problema, mejor eso a que únicamente nos llegara en inglés y pocos pudiéramos jugarlo.

Uno de los aspectos que más se deben destacar en El Día del Tentáculo es la inclusión completa del juego Maniac Mansion. A lo largo del juego encontraremos un ordenador en el que la precuela se encuentra 100% jugable hasta el final. Por lo tanto tenemos dos juegos en uno, siendo las dos obras maestras de los videojuegos. Con el enlace para la descarga del emulador que os he proporcionado ya no tenéis ninguna excusa para no jugar a El Día del Tentáculo, ese gran juego clásico que no debería caer en el olvido.