Nokia en decadencia

symbian RIM Nokia Meego Mac, iPhone & iPad iOS Google Android

Hace pocos días saltó la noticia de que Nokia iba a despedir a 800 trabajadores de su central en Finlandia. Si a esto le sumamos el hecho de que la empresa anunció a mediados de  octubre el despido de 1800 empleados  podemos deducir que algo no funciona. Todavía no se sabe si estos últimos despidos forman parte del plan inicial de Nokia de despedir a 1800 trabajadores o esta cifra engordará la previsión inicial. La cosa es que este hecho refleja un secreto a voces: Nokia está en decadencia.

El problema  se inició en 2007 con la aparición de iPhone. Cuando Steve Jobs presentó este impresionante smartphone, que marcó un antes y un después en el sector de la telefonía móvil, Nokia se tendría que haber puesto las pilas. En vez de esto siguió disfrutando viendo como sus ventas de teléfonos móviles se mantenían pese a que su sistema operativo estrella, Symbian, comenzaba a estar obsoleto.  Con RIM, el sistema operativo de Blackberry, pasó algo parecido. Nokia pensó que este tipo de smartphones iban a ir dirigidos a un público determinado, ejecutivos y empresarios, y tampoco les tuvo muy en cuenta. Por último cuando en 2008 apareció la HTC Dream, el primer Smartphone con Android, Nokia comenzó a olerse los problemas.

Lo que muchos no sabréis es que en 2004 Nokia diseñó  un prototipo de teléfono móvil con una gran pantalla táctil que se podía conectar a internet. El problema es que la junta directiva de Nokia, (ironic mode on) en una lección de visión de futuro (ironic mode off), pensó que no tendría mucho éxito y que saldría muy caro fabricarlo teniendo en cuenta las ventas así que finalmente fue desechado. Si hubieran lanzado este terminal  las cosas ahora serían muy diferentes. O a lo mejor los directivos acertaron pues no estábamos preparados para este salto cualitativo…

symbian RIM Nokia Meego Mac, iPhone & iPad iOS Google Android

Nokia 5800, primer fracaso de Nokia

Y es que  el gran fallo de Nokia no ha sido tan solo obviar totalmente a la competencia.  Su mayor error ha sido no cuidar a sus clientes. Nokia tiene una legión de fans, entre los que me incluía. Sí, habéis leído bien: me incluía.  Todos los teléfonos móviles con el logotipo de esta empresa finlandesa tenían un factor en común: eran muy resistentes. Quién tenía un teléfono Nokia sabía que su robustez ayudaría a ampliar la vida del terminal, casi nunca tenían fallos y encima su batería era bastante duradera. Si a esto le sumamos el mejor SO del momento  podíamos decir sin problemas que Nokia era el mejor fabricante de teléfonos móviles.  Pero entonces llegó el primer gran error de Nokia: Nokia 5800.

Nokia pretendió hacerle la competencia a iPhone con el Nokia 5800, un terminal   que incluía Symbian S60 V5, el primer Symbian para pantallas táctiles La cantidad vergonzosa de fallos de este teléfono (se apaga  solo, a veces no se enciende por un problema en el diseño del teléfono, problemas con la pantalla táctil, errores a la hora de indicar cuanta batería queda) hicieron de este terminal el primer gran fracaso de Nokia. Pero es que después de este teléfono móvil  vinieron más con fallos.  Cualquiera puede pensar que todos son humanos y que no existe la perfección pero es que antes Nokia casi la rozaba.  Y por otro lado hay que recordar que los teléfonos de la marca finlandesa siempre han sido bastante caros, en especial los de gama alta que llegan a rondar los 400-600 euros sin problemas.

Podría hablar de todos los errores que han ido cometiendo consecutivamente los últimos teléfonos que lanzó Nokia pero me centraré en el último modelo, el Nokia N8, un Smartphone que a veces no se enciende, a veces no se apaga y a veces se apaga y no se vuelve a encender; vamos, que muere. Recordemos que este Smartphone pertenece a la gama alta de Nokia y que actualmente se vende libre en la web de Nokia por 500 euros.

Por último tendríamos que hablar de Symbian, un SO que tendría que haber desaparecido hace años y que Nokia compró en 2008 y liberó su código con la intención de revivirlo. De nada sirvió como habréis comprobado.

Todos estos hechos no auguran un futuro muy prometedor a Nokia pero los fans de la marca finlandesa pueden estar tranquilos porque una empresa de este nivel no va a rendirse tan fácilmente.  Para empezar Nokia sigue siendo líder en el sector con un 28,2% del mercado mundial, una cifra impresionante teniendo en cuenta que Apple recibe a diario 300.000 activaciones de su iPhone y Android no se queda corto al llegar a las 200.000 activaciones diarias. Además Nokia por fin se ha dado cuenta que Symbian está muerto y ha anunciado que el N8 será el último terminal de la gama N que incorporará Symbian como sistema operativo.  De esta manera instalará Symbian en los teléfonos móviles de gama media-baja. Ahora la duda es ¿Qué hará con los dispositivos de gama alta? De manera oficial se sabe que Nokia instalará Meego en sus teléfonos de gama alta. Hasta ahora este sistema operativo ha sido utilizado en tablets con resultados excelentes. Veremos cómo funciona en un Smartphone.

symbian RIM Nokia Meego Mac, iPhone & iPad iOS Google Android Por otro lado tenemos los rumores, cada vez más fuertes, que indican que Nokia podría acabar incorporando Windows Phone 7 en sus terminales.  Stephen Elop, CEO de Nokia, ya dejó muy claro que no iban a instalar Android en sus teléfonos móviles pero no dijo nada sobre Windows Phone. Además se sabe que Stephen Elop ha mantenido una serie de reuniones con Microsoft donde, según los rumores,  estarían hablando de la posibilidad de incluir Windows Phone en sus terminales para el segundo trimestre de 2011. En mi opinión sería una opción muy interesante para ambas empresas: por un lado Nokia se beneficiaría de un sistema operativo muy bueno y bajo la supervisión del gigante Microsoft y estos últimos se aprovecharían de las legiones de fans que ha ido consiguiendo Nokia a lo largo de los años para impulsar un sistema operativo que no ha cosechado mucho éxito entre los usuarios.

Y por último tenemos la capacidad de Nokia para innovar. Actualmente Nokia está trabajando en una pantalla que sea capaz de simular texturas. El mecanismo es bastante sencillo: añadiendo dos capas a la pantalla, una conductora y otra aislante y enviando una determinada carga eléctrica a la capa conductora se consigue una especie de electrovibración. Están en una fase muy inicial del proyecto pero no creo que tarden más de un año en lanzar el primer teléfono con esta curiosa característica.

¿Vosotros qué opináis?  ¿Creéis que Nokia se aliará con Microsoft para hacer frente a la competencia o jugará la carta de Meego para recuperar el prestigio perdido? Hagan sus apuestas señores…