Captura de pantalla 2015-07-09 a la(s) 21.11.54

El sorprendente potencial de los objetos conectados

Captura de pantalla 2015-07-09 a la(s) 21.07.04

Somos adictos a los objetos conectados y la Internet de las cosas… es el presente y futuro. Fitbit ya vende más relojes que Apple, el mercado de los wearables es el más prometedor con decenas de nuevas startups y proyectos cada mes, inversiones millonarias y un impacto calculado en la economía mundial de unos 11%, según McKinsey que acaba de publicar un completo informe sobre el sector llamado “Internet of Things : Mapping the Value Behind the Hype”.

Impactará en todas las capas de la sociedad moderna y todos sus sectores, desde la salud hasta la industría pasando por la forma en la que nos comunicamos o cosechamos datos.

Los objetos conectados son fuente regenerativa de valor añadido para nuestra sociedad, y junto al boom de la impresión 3D creará una nueva revolución industrial y societal. Implica muchos cambios en la forma de comunicar y recoger datos en entornos cada vez más controlados donde se optimiza la predicción de datos y eventos.

Predicción que nos ayudará a tomar mejores decisiones, rectificar el tiro y pulir procesos que de otro modo seguirían errantes… Transformará muchos procesos industriales, optimizará recursos y cambiará diametralmente nuestra relación con el mundo que nos rodea… ¿ya no dejaremos nada al azar y sufriremos un colapso de información?

Captura de pantalla 2015-07-09 a la(s) 16.23.46 Captura de pantalla 2015-07-09 a la(s) 21.13.36

Información es valor, y la Internet de las cosas está generando miles de millones de bits de datos en todo momento. Los objetos conectados generarán más de 44 mil millones de GB de aquí a 2020, fecha en la que se preved que exista más de 220 millardos de objetos conectados… como para quitar el hipo, según un informe publicado por el IDC.

Esto equivale al 35% de los datos digitales generados en el mundo entero. Esta explosión de datos requiere de tecnologías de tratamiento de la información a la altura, en la nube. De aquí a 2020, cada hogar generará cinco veces más datos que en la actualidad. Estamos de algún modo viviendo el big bang de la era de los objetos conectados ya que su tamaño se desdoblará cada dos años.

No me extrañaría que algún día haya un mercado bursátil con esas bolsas de datos, unos conservarán su valor y otros se despeñarán después de un subidón fulgurante… Expuesto estos datos aburridos, sólo me queda por explorar con vosotros tres objetos conectados que en principio no parecen cobrar relevancia en el panorama actual pero demuestran hasta dónde puede llegar ese fenómeno.

Repasaremos tres objetos: un bañador conectado que te ayuda a protegerte de los rayos UV del sol, un plato para contar las calorías en tiempos de dieta y un porta biberón conectado que asistirá los padres de modo que sujeten el gibe con el ángulo correcto.

Bañador inteligente de Spinali Design

Captura de pantalla 2015-07-09 a la(s) 17.18.23

Dotado de un sensor de rayos UV de tamaño reducido, este bañador puede medir tu exposición a los rayos UV y te avisa antes de que corras el riesgo de quemarte.

De origen gala, este bañador te notifica a tiempo para que te embadurnes otra vez de crema o te pongas a la sombra para evitar las quemaduras de los rayos UV.

Funciona usando RFID integrado a las fibras textiles del bañador, una tecnología que puede registrar tus medidas y tu tipo de piel con el fin de ajustar sus parámetros y la sensibilidad del sensor; las notificaciones son mensajes SMS enviados al móvil.

El plato de comida conectado SmartPlate

Captura de pantalla 2015-07-10 a la(s) 18.27.39

Seguro que ya habrás oído decir que si quieres perder unos kilitos de más, una buena idea es empezar por reducir el tamaño de las porciones, o sea comer en platos más pequeños.

SmartPlate también es un plato pero es inteligente. Tiene tres zonas diferentes, cada una con una cámara que captura e identifica lo que estás a punto de comer, y una serie de sensores de peso.

Una vez combinada toda esa información y confrontada al algoritmo de SmartPlate, conocerás de forma precisa tus aportes calóricos. De este modo podrás controlar lo que comes sin necesidad de convertirte en un experto nutricionista, lo harás sólo con la ayuda de potentes algoritmos.

Baby Gigl, porta biberón saludable

Captura de pantalla 2015-07-10 a la(s) 18.43.52

SlowControl, especializada en objetos conectados, ha desarrollado este porta biberón inteligente ya que está diseñado para ayudarte a adoptar el ángulo correcto a la hora de dar el biberón a tu bebé, y eso desde el principio hasta el final de la comida.

Te indica mediante su sistema de alertas cómo has de sostener el biberón mientras estés alimentando al bebé de forma que éste no se trague aire, responsable del doloroso cólico del lactante.

Tiene un sensor de inclinación conectado a una app en la que puedes rastrear todas las comidas del bebé. Hasta te avisa cuando se forma un tapón en la tetina por culpa de los grumos en la leche.