Ideas para reutilizar el aceite de cocina usado

En nuestro país, en la cocina, utilizamos bastante aceite, sobretodo aceite de oliva, con lo que generamos una cantidad importante de aceite usado que en muchas ocasiones no sabemos qué hacer con él. Hoy me he decidido a compartir con vosotros algunas ideas para reutilizar el aceite usado de nuestra cocina.

Muchos son los que deciden reutilizar el aceite para volver a cocinar, pero, aunque podemos encontrar por ahí varios trucos para limpiarlo y poder almacenarlo para utilizarlo de nuevo en nuestras frituras, por ejemplo, calentándolo con unas hojas de lechuga o freirlo con una ramita de perejil, lo cierto es que esto puede no ser una buena idea ya que no es saludable. Hay estudios, como el estudio realizado por especialistas del Hospital Civil de Málaga, y publicado en la revista especializada American Journal of Clinical Nutrition, que arrojan que la reutilización de aceite en la cocina eleva el riego de hipertensión.

Evidentemente, una de las mejores opciones y la que deberíamos adoptar todos si no queremos esforzarnos en reutilizarlo es llevarlo a los puntos de reciclaje de aceite o puntos verdes. En este caso es aconsejable acumular cierta cantidad de aceite y llevarlo entonces a estos puntos limpios, ya que normalmente suelen estar a las afueras de las ciudades, con lo que no sale a cuenta (ni para nuestro bolsillo ni para el medioambiente) que vayamos a llevar el aceite en pequeñas cantidades.

Pero si realmente quieres reutilizar de forma casera el aceite usado, hoy te traigo varias ideas para reutilizarlo, fabricar jabón o detergente casero. A continuación os detallo las recetas y forma de preparación de estos jabones o detergentes que nos permitirán reutilizar el aceite de cocina usado que generemos.

 

JABÓN EN PASTILLAS

  1. 4 litros de agua
  2. 2 litros de aceite usado
  3. 500 gramos de sosa cáustica
  4. 500 gramos de cenizas o, si se prefiere, detergente en polvo

Se mezclan todos los ingredientes y vamos removiendo la mezcla bastante frecuentemente durante unas 2 horas. Cuando empieza a cuajar la mezcla la volcamos a un recipiente del que tendremos que haber cubierto el fondo con papel de diario o algún trapo, e igualamos la superficie para que quede plana. Lo dejamos hasta que se duro y después de unos 2 días ya podemos cortar el jabón y darle la forma que queramos a las pastillas. Éstas las tenemos que dejar secar durante 1 día y ya las podemos envolver en cualquier tipo de plástico o envoltorio.

Si lo queremos utilizar para la piel, la cantidad de sosa es menor, pero no he encontrado indicaciones exactas de la cantidad, si alguno lo sabe, os agradeceremos que dejéis vuestros comentarios.

Además, si queremos hacerlas para la piel, podemos decorarlas con pétalos o cualquier otra cosa, y aromatizarlas incorporando hierbas aromáticas o aceites esenciales.

DETERGENTE EN PASTA

  1. 1 litro de aceite usado
  2. 7 litros de agua
  3. 200 gramos de sosa cáustica
  4. Opcional: 1 litro de detergente líquido (yo siempre he visto usar GIOR)

En este caso la preparación es fácil, se mezcla todo, con los cuidados pertinentes dado que estamos trabajando con sosa cáustica (se aconsejan guantes y en algunos casos mascarillas) y se deja en reposo durante 6-7 días. Pasado este tiempo tendremos nuestro propio detergente en pasta (como los de la marca SENDA).

Estas dos recetas o ideas para reutilizar el aceite usado de la cocina son las que he visto siempre en mi familia, y os puedo asegurar que van muy bien. La verdad es que en mi caso el detergente en pastillas sólo lo utilizo en casos contados para mangas, cuellos o alguna mancha. El detergente en pasta se puede poner dentro de la misma lavadora y la ropa sale perfecta, y también es ideal como quitamanchas si lo frotas encima de la mancha y dejas actuar, luego a la lavadora y listo.

Pero investigando por la red me he encontrado con otras opciones como el jabón líquido casero que nos proponen en Zonamanualidades.com, que en este caso sí se puede poner directamente en el dosificador o en las ranuras para el detergente de nuestra lavadora, podríamos considerarlo una extensión del detergente líquido que hemos visto justo antes.

DETERGENTE o JABÓN LÍQUIDO

  1. 1 litro de aceite usado
  2. 200 gramos de sosa cáustica
  3. 13 litros de agua
  4. Opcional: Detergente en polvo, suavizante o esencias

Mezclamos el aceite, la sosa y 2 litros de agua, el resto la añadiremos luego. En algún cubo o barreño vertimos el agua y le añadimos la sosa cáustica. Una vez la mezcla anterior esté tibia añadimos el aceite usado y colado y removemos, ya sea manualmente con algún palo de madera o similar o con la batidora a una marcha lenta, durante 15 o 20 minutos descansando cada 5 minutos, en el caso de la batidora, y removiendo durante 45 minutos si lo hacemos manualmente. Dejamos la mezcla y la vamos removiendo de vez en cuando y rompiendo las capas duras durante 2 días. Cuando ya no quede líquido, calentamos el resto del agua y la añadimos a la mezcla, removemos y cuando quede líquido, si queremos añadimos también el detergente en polvo, suavizante o esencias para darle aroma.

En este caso, también pasa lo mismo, si queremos utilizarlo como gel, la cantidad de sosa es menor, pero no sé cuánta se tiene que utilizar.

Probablemente existan más recetas para hacer jabón casero reutilizando el aceite usado de la cocina, si conocéis alguna os agradeceré si la comentáis con todos nosotros. Igualmente, si se os ocurre alguna otra idea para reutilizar el aceite. Probablemente algunos penséis en reutilizar el aceite para hacer biodiesel, lo tenemos en cuenta y pronto haremos un pòst al respecto, y es que el tema va para largo y mejor no eternizar el post, ¿no os parece?