Tecnología sin género, un café virtual con chicas geek

Negras Tormentas agitan los aires” mientras “La Chica de la Tele abre su ventana al mundo, esa ciudad on line en la que habitan los personajes más extraordinarios como la profesora que quiso ser “Reina de su palacio virtual o aquella psicóloga que se atrevió a esconder bajo su “Caparazón un universo de saberes y vivencias infinito. Son Meritxell Roca, Susana Alosete, Mª José Reina y Dolores Reig. Ellas no lo saben pero, sin ser conscientes de ello, se han sentado junto a todas las Ounae de la red a dialogar. Sus entrevistas han dado lugar a un café virtual en el que intercambiar inquietudes sobre el papel de la mujer del siglo XXI en la red y en el universo tecnológico en general. Se trata del primer post de una serie de reportajes en profundidad sobre el tema que vamos a ir elaborando en los próximos meses. ¿Te los vas a perder?

Siempre es un placer hablar de Mujeres 2.0 aunque a nuestras tecno chicas lo que de verdad les gusta es hablar sencillamente de personas 2.0. De hecho la mayoría coincide en la idea de que Internet no es un medio en el que se perciba mucha discriminación siempre que hablemos de usuarios. Como bien indica la Chica de la Tele y pese a reconocer una mayoría masculina cuando hablamos de los autores de los blogs más importantes en lengua hispana, Susana sostiene que “ya sea en un blog, en una página web estática o en un chat la interacción entre una persona y lo que está al otro lado se hace sin saber qué o quién se encuentra al otro lado y eso no entiende de géneros ni discriminaciones“.
En esta misma línea habla Mª José Reina, defensora a capa y escapada de los “edublogs” que dice no encontrar apenas diferencias de género a nivel usuario. “Yo veo alumnos adolescentes manejarse por la red y no encuentro diferencia significativa entre chicos y chicas. Todos chatean, todos tienen Messenger, fotolog, blogs,..pero si reconoce una situación de clara desventaja de las mujeres frente a los hombres a nivel experto señalando que “otra cosa muy diferente es la presencia de mujeres informáticas, técnicas, desarrolladoras de programas. Ese mundo está reservado a los varones y la presencia femenina no hace más que levantar escepticismo”.

Dolores Reig reitera esta postura reconociendo que. “la mayoría de los “cracks”, líderes de opinión o referentes obligados, incluso en un contexto en el que las trabajadoras son, en su mayoría, mujeres, siguen siendo hombres. Cuestión de tiempo…”. Pese a su comentario Dolores Reig y su enorme dedicación a la web 2.0 nos hacen sentirnos tremendamente positivas y con ganas de afrontar todos los retos que sean posibles.Dreig – como se la conoce en la blogosfera (y se la conoce mucho) – ya había reflexionado a fondo sobre este tema en su artículo La mujer y las nuevas tecnologías“, lectura imprescindible de toda chica geek de turno.

Meritxell Roca, periodista y doctora en Comunicación y Humanidades ha sabido de igual modo transmitirnos valiosas reflexiones sobre el tema. La lejanía geográfica ( en el momento de la entrevista se encontraba trabajando en Los Ángeles) no ha impedido que sintamos muy cercana sus ganas de hablar del tema en este café imaginario particular. Siguiendo en la línea de sus compañeras la bloguera de las “Negras Tormentas ha insistido en que pese a la herencia cultural, la mujer está tan capacitada para la tecnología como el hombre. “Cuando navego por Internet no me fijo en si hay mujeres detrás. Yo lo que busco es contenido de calidad, textos interesantes… ¿Qué más da si los ha escrito un hombre o una mujer? “

Esa herencia a la que se refiere Meritxell no es más que, como ella bien indica, la absurda e histórica tendencia a asignar rolles estereotipados a hombres y mujeres. Comenta que “los hombres deben entender que los roles tradicionalmente asignados a mujeres y hombres no parten de una “naturaleza divina” sino que son construcciones sociales, y como tales, pueden ser (y deben ser) reformulados”. Para ilustrar su reflexión nos regala un ejemplo que califica básico pero muy elocuente. “Una mujer por el hecho de ser mujer no limpia mejor, y un hombre por ser hombre no está más capacitado para colgar un cuadro”. Nuestra profesora bloguera, Mª José reconoce de hecho que el clásico de las mujeres a letras y los hombres a ciencias pudo influir bastante en la elección de su carrera pues también se siente atraída por el mundo de las ciencias.

Precisamente a él hace referencia cuando afirma que el papel de la mujer en el mundo de la tecnología deriva del papel que ha jugado en el mundo científico en general a lo largo de la historia”. Reina nos recomienda fervientemente a todas leer el artículo que apareciera en El País llamado “Científicas invisibles“. En él, señala Mª José, “se explica como la historia de la ciencia ha ocultado y ninguneado conscientemente el papel de la mujer, por lo que es fácil deducir que el rol femenino en el mundo tecnológico no es más que una derivación del mundo científico en general.”.

Nuestro café ha estado por momentos teñidos por sensaciones de éxito ya que es incuestionable que Internet está siendo un arma muy poderosa para asumir nuevos retos, facilitar la independencia y la expresión de ideas de la mujer. Son muchos los aspectos que pueden hacer de Internet el medio por excelencia para la igualdad. Dreig destaca el hecho de que en Internet aspectos como el físico que tanto determinan la imagen de la mujer en ámbitos públicos como la política es aquí algo menos evidente y propone el teletrabajo como una valiosa herramienta para facilitar la conciliación laboral y familiar.

Susana señala que una mera conexión a internet pone a disposición de las usuarias infinitas posibilidades de estar abiertas al mundo exterior y esto, señala, va a fomentar enormemente la igualdad.Nuestro café, en otros momentos, se ha teñido también de realismo pues pese a que es cierto que hay gran cantidad de puestos de responsabilidad en empresa de tecnología ocupados por mujeres aún queda mucho camino por recorrer. No hay más que asomarse a las clases de cualquier facultad de informática de España para comprobarlo.

Elaborando este reportaje he pensado mucho en el maravilloso libro de Stefan Bollman, Las mujeres que leen son peligrosas en el que se hace referencia al hecho de que antaño la lectura contribuyó, sin duda, a la independencia de la mujer, en un contexto social e histórico en el que los hombres coaccionaron a las mujeres para que leyeran lo menos posible. La actualidad nos muestra, sin embargo, cifras en las que las mujeres lectoras superan en número a los hombres. Y pese a que hoy en día ningún hombre se atrevería a pronunciar aquella frase de Juan Luis Vives (Las mujeres no pueden seguir su propio juicio dado que tienen muy poco) y a pesar de que no se trata de superar en nada sino de vivir en igualdad una no puede dejar de preguntarse ¿La mujeres que bloguean son peligrosas? La respuesta será afirmativa siempre que ese peligro no se base más que en la capacidad de las mujeres para atreverse a denunciar aquello que les parece injusto, para expresarse libremente, proponer y jugar un papel idéntico al hombre en el ámbito tecnológico. Y esto no es ni mucho menos pedir mucho.

Aprovecho la ocasión para sugerir a nuestras lectoras que sigan atentamente a Susana, Mª José, Meritxell y Dolores en sus respectivos blogs. Seguiremos escuchando sus opiniones y las de muchas otras (y otros) en siguientes reportajes de la serie. Como no, invitamos a nuestras lectoras a comentar todo aquello que les parezca oportuno. El café no ha hecho más que abrir sus puertas y seguro que nos conduce a algo positivo para todos.